18 de febrer de 2014

La masajista de Andrey Amador

Al lado de un gran ciclista siempre debe estar una gran mujer.
Y el rutero costarricense Andrey Amador -del equipo Movistar Team- no es la excepción.
Desde el año 2011, el pedalista le entregó su corazón a la española Laura Segú, quien también sabe lo que es sufrir en la bicicleta.
El tiempo pasa y ya es hora de revelar algunos secretos de esta tierna y consolidada pareja.
Al regresar del trabajo, Laura asistía todos los martes por la noche a un curso de masajes.
Tras pensarlo un poco, Andrey le propuso que saliera de trabajar, estudiara y lo masajeara.
“En marzo comencé el curso de quiromasajes. Terminaba en diciembre y no lo pude acabar porque estuvimos tres meses en Costa Rica”, relató Segú a Al Día.
Las clases las reanudará en abril y las terminará en junio.
“Le hago masajes a Andrey y la verdad que nos va bien. Eso ya me gustaba, igual que la estética”, apuntó.
Ella está feliz, aprendiendo técnicas nuevas.
“Puedo tardar entre una hora o una hora y 15 minutos masajeando a Andrey, pero depende de lo que necesite y del entrenamiento que haya hecho. A veces solo quiere en las piernas, otras en las piernas, espalda, cabeza y brazos; y a él le gusta”.
Al asumir estas labores, ellos pasan más tiempo juntos.
Andrey descubrió que la rubia de ojos claros, aparte de ser su novia, su confidente y la mujer que más lo quiere, también es la persona que sabe lo que él necesita con solo verlo.
“Él sale a entrenar y siempre por la tarde, después de que ha hecho la siesta, vienen los masajes”.
La pareja tiene previsto venir a Costa Rica después de que Andrey corra Flandes (6 de abril). Aquí hará una concentración de altura previo al Giro de Italia.
 Andrey y Laura están juntos desde el año 2011. | /FOTO: DIANA MÉNDEZ
http://www.aldia.cr/fuera-cancha/Andrey_Amador-Movistar_Team-Fuera_de_la_Cancha_0_301769841.html#.UwIu23Vxls8.twitter

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada